Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 19 de junio de 2019

Ternura: Las abejas también duermen y a veces lo hacen dentro de las flores que polinizan

Un fotógrafo se encontró con este tierno y hermoso momento por casualidad.

Lo sabemos, si no fuera por las abejas, probablemente no habría alimento ni nada más en el planeta. Su rol como polinizadoras significa que son la clave para que la gran mayoría de las plantas puedan esparcir su polen y con ello, llegar a reproducirse.

Con todo el trabajo que hacen y la responsabilidad que cargan sobre sus pequeños hombros, es normal pensar que acumulan una cantidad de cansancio y stress enormes. Es por eso que necesitan una buena noche de sueño, obviamente en un buen y cómodo lugar.

Justamente, con esto se topó por casualidad el fotógrafo profesional Joe Neely, una tarde en la que no pretendía que ocurriera nada más raro que acompañar a su novia a buscar amapolas a un campo de flores. Por casualidad notó estas flores anaranjadas, dentro de las que descansaban las trabajadoras abejitas.

Ver esta publicación en Instagram

Do bees sleep? I guess on some level I always knew insects had to sleep but it was never a question I asked myself.. as it turns out bees do sleep 🐝 💤 . Here I found two Globe Mallow Bees(Diadasia diminuta) sleeping in a globe mallow flower. There were several other flowers with occupants but these two made for such a sweet and beautiful composition where they seem to be holding hands. I take a lot of nature and wildlife photos but this one is truly unique. #savethebees . . . #sigma #animals_captures #wildlife_perfection #Wildlife #wildlifephotography #earth_unlocked #destination_wild #wildlifeplanet #wildlifecentral #photowildlife #world_bestanimal #animals_in_world #animalelite #1killershot #exclusive_animals #naturephotography #insects #majestic_wildlife_ #master_shots #wildlife_seekers #nature_brilliance #photoarena_nature #planetearth #westcoast_exposures  #igscwildlife #global4nature #bees #nature #garden

Una publicación compartida por Joe Neely (@jmneelyphotography) el 16 de Abr de 2019 a las 9:49 PDT

Como no tienen párpados, es difícil reconocer a una abeja cuando está durmiendo. La clave estaría en sus antenas: normalmente, cuando están activas y realizando su maravilloso trabajo de polinizadoras, no paran de moverlas. Cuando duermen, las ocultan y dejan que también reciban un poco de descanso.

Muchas veces deciden convertir en sus camas las mismas flores que acaban de polinizar. De la misma manera que a nosotros nos puede parecer más agradable un lugar de trabajo que otro, las abejas pueden llegar a encariñarse con una flor, convirtiéndola en su lugar de descanso. Es primera vez que las vemos descansando y las escenas nos llenan de ternura.

SEGUIR LEYENDO